viernes, 18 de enero de 2013

Mi aborto 1ª parte

Tema triste donde los haya, pero reales y presentes en nuestro mundo.
Uno de los motivos de iniciar este blog ha sido mi necesidad de explicarle al mundo lo que me ha pasado. En mi caso yo no conocía a nadie cercano que hubiese sufrido un aborto, y menos un aborto diferido, así que me sucedió a mi me sentí la persona más desgraciada del mundo. Pero empecemos por el principio.

El 28 de noviembre se acabo mi contrato numero tropecientos en el hospital donde trabajo, así que dispuesta a aguardar un nuevo contrato y rezando para que me llamasen después de enero, ya que desde que acabe la carrera jamas, y repito jamas he pasado las Navidades enteras con la familia, y menos con las de mi marido, ya que en cuatro años de relación no ha habido tiempo. Así que me dispuse a intentar disfrutar de unas merecidas vacaciones.

El 29 de noviembre, tras un dolor de tetas que te cagas, literal, ya que acabe mandando el sujetador a freír espárragos  y una sospechosa marca en la barriga por "apretamiento de leggins", mi maridin y yo decidimos hacer un test de embarazo, ya que en el hospital donde trabajaba me habían dado un par pos i acaso ya que estábamos buscando el churumbel.

Así que ahi estamos, 30 de noviembre, 7 de la mañana (hora mas certera para los test de embarazo, por lo del primer pipí) mi marido y yo en el baño con los utensilios y una pipeta, y nos sale el tan maravilloso positivo!!!!!!!!, momentos de incredulidad, euforia, nervios. Un sueño hecho realidad.
Tras 3 tests diferentes (esque no me lo creía  a lo largo de la semana, ya empezamos ha hacernos a  la idea de que es real, tendremos un garbancito, como nosotros lo llamamos, así que pedimos cita con comadrona, medico de cabecera, analíticas, ecografia, dentista, y un largo etcetera.

Durante esta temporada todo muy bien, la preñi, osea yo, con un hambre de fiera, nada de nauseas y una tendencia a la hipotensión alarmante (deformación profesional, soy enfermera).  Mientras me iba empapando de todo lo que podía leer sobre embarazos, partos, objetos de puericultura, unas semanas frenéticas  sin llamadas para trabajar salvo una, que me duro un día (bien por mí), así que me relaje para pasar la primera navidad con la familia.

Si hubiera sabido lo que iba a pasar  :(

1 comentario:

  1. Sé que la historia no acaba bien, pero me ha hecho gracia lo de "garbancito". Nosotros también lo llamamos así.

    ResponderEliminar